viernes, 11 de diciembre de 2009

La defensa antiaérea más poderosa de la región es la peruana

No hay F-16 chileno que llegue siquiera Arequipa


Toda nave sureña que se aventure a asomar el vértice de su ala más allá de la línea fronteriza del Hito 1 se las verá con el poderío destructivo de los misiles Isayev S-125 SA-3, mejor conocidos como Pechora (SA-3 Goa, según la clasificación de la OTAN), que ni países como Brasil o Argentina poseen dentro de su arsenal balístico.



Los Pechora son misiles tierra-aire de mediano alcance que pueden derribar a objetivos que estén entre 3,5 y 35 Km. de distancia, y entre 100 m y 18 km de altura. Poseen una longitud de 6,09 m y un diámetro de 0,375 m, y unas ojivas puntiagudas de 70 Kg.


Los sistemas de lanzamiento de estos misiles vienen acompañados por un centro de comando o un carrao y tres sistemas primarios de radar: el P-15 "Flat Face", el SNR-125 "Low Blow" 250 kilovatios I/D-band y PRV-11.





Su ubicación exacta es un tema clasificado, y difundirlo a través de cualquier medio sería atentar contra la seguridad del Estado. Sin embargo, aquí mostramos una foto tomada de Google Maps, donde se pueden apreciar tres sistemas de lanzamiento de misiles Pechora, ubicados en el sur del país.





Los Pechora han participado en refriegas tan sonadas como el conflicto árabe-israelí y la Guerra de Vietnam, donde habría derribado cerca dee
cuatro mil aviones estadounidenses.

Rusia les dio de baja a principios de los 90 para reemplazarlos por los Pechora 2-T, que poseen un rango de alcance de casi el doble, ya que las aeronaves y helicópteros modernas poseen sistemas de chaff y ECM (Contramedidas Electrónicas) capaces de burlarlos fácilmente.

Pero aún así el Pechora tiene y tendrán siempre el privilegio de haber sido el único misil capaz de derribar al F-117 Nighthawk durante la guerra de Kosobo, en Serbia.

Aquella nave era considerada indetectable, capaz de llevar a cabo misiones de manera impecable, por lo que fue conocida como “El bombardero invisible de Bagdad”. Y así fue hasta el 27 de marzo de 1999, cuando un Pechora logró impactar en uno de los más de 50 F-117.

Aquel incidente bastó para cuestionar la “indetectabilidad” de los F-117, y actualmente Estados Unidos las ha pasado al retiro para concentrar sus esfuerzos en la elaboración de los F-22.

Eso deja al Pechora con la reputación de ser el único en derribar a la nave que alguna vez fue considerada indetectable.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

© . - Template by Blogger Sablonlari